RetroVideojuegos

La historia de «Wonder Boy» y sus cambios de nombre

La saga de juegos Wonder Boy es una de las mas icónicas y confusas en cuanto a nombres que existen.
Pero, ¿alguna vez os habéis preguntado cual es el motivo de tan confusa numeración?

Para entenderla hay que remontarse a los orígenes del desarrollo de cada uno de los juegos.
Westone, antes conocida como Escape, compañía dirigida por Ryuichi Nishizawa, es la creadora de la serie Wonder Boy.

El primer juego se creó para hacer un plataformas y acción que tuviera unos controles mas dinámicos que los de Super Mario Bros, cuyos controles disgustaban a Nishizawa, como dijo en una entrevista para el libro Sega Mega Drive/Genesis: Collected Works.

Sega apoyó el proyecto. Su popularidad en los arcades fue tremenda, tanta que en seguida se porteó a multitud de sistemas, entre ellos Master System, Game Gear y multitud de micro-ordenadores.

Uno de sus ports mas famosos fue para la Nintendo Entertainment System, donde Westone se puso en contacto con Hudson para poder hacer un port del juego sin violar los derechos de la franquicia Wonder Boy, cuyo nombre ahora estaba en posesión de Sega. Hudson modificó varios sprites, se cambió la música, puso de protagonista al, por aquel entonces, famoso showman y portavoz de la compañía, Takahashi Meijin y lo sacó a la venta como Hudson’s Adventure Island. Tal fue el éxito en la consola de Nintendo que ese fue el principio de su propia franquicia. Pero eso es otra historia.

Volvamos a la franquicia de Wonder Boy.

Ryuichi Nishizawa, después del éxito de su primer proyecto, quiso volver a asaltar las recreativas,
esta vez con un segundo juego en el que pretendía fusionar plataformas y otro género que le apasionaba: los rpg de fantasía.

Y así fue como creó el primer juego de la saga Monster World, Wonder Boy in Monster Land. También fue un gran éxito en las recreativas, aunque no alcanzó los niveles de popularidad de su primer juego. Obviamente, también fue porteado a multitud de sistemas, destacando el port hecho para la NES por parte de NMK y distribuido por Jaleco en la que se cambiaron todos los sprites por los famosos personajes de Viaje al Oeste, siendo protagonizado por un simpático Sun Wukong.

Este juego, Saiyuuki World, tuvo hasta su propia secuela. El port para la popular Pc Engine japonesa donde, otra vez gracias a Hudson, cambiaron los sprites y el nombre del juego en base a un anime muy popular en ese momento, Bikkuriman.

Viendo que, aunque siendo exitoso, no alcanzó el nivel de su primer juego, empezaron a trabajar en su próximo proyecto: uno que mezclaría la temática fantástica con el gameplay de su primer juego pero añadiendo un plus, en este caso en la forma de un juego para 2 jugadores simultáneos.

Así nació Wonder Boy III Monster Lair. Obviamente también vió sus ports para Mega Drive y Pc Engine CD, este último por parte de Hudson. Aunque este juego fue bastante popular en los arcades, ninguno consiguió alcanzar la popularidad en los arcades del original.

Visto esto, Westone decidió que era hora de empezar a centrarse en las consolas, mercado al alza y donde se podría exprimir ese nuevo concepto de juego de plataformas fantástico, con énfasis en la exploración y con tintes rpg que no se podía alcanzar en las recreativas.

Así creó su nuevo juego, Monster World II. Os preguntaréis, ¿eing? ¿cómo que Monster World II? Pues sí, ese es el título que iba a tener el juego Wonder Boy III The Dragon’s Trap y ,de hecho, ese es su título en sus versiones japonesas, tanto en Master System como en Game Gear. A nivel interno, como nos ha asegurado Ryuichi Nishizawa en una ronda de preguntas y respuestas a través de discord, el juego era considerado Wonder Boy IV: Monster World 2.
Se decidió cambiarle el nombre al juego fuera de Japón por motivos de marketing para continuar la numeración de la Saga Wonder Boy en Master System. Ya que fue el 3er juego que apareció en la consola se le puso Wonder Boy III – The Dragon’s Trap, aunque fuera el 4º juego.

El éxito de este juego fue increíble, posiblemente uno de los juegos mas populares para la 8 bits de Sega, hasta tal punto que Pc Engine no pudo quedarse sin su correspondiente port conocido como Dragon’s Curse. Tanto este juego como su anterior versión, Monster Land, fueron lanzados en Brasil cambiándoles los personajes protagonistas por los del popular cómic infantil Turma da Monica.

Unos cuantos años mas tarde, Westone volvió a la carga con su próxima entrega de la saga Wonder Boy, esta vez su 5ª parte, y el tercer juego de la sub-saga Monster World. Wonder Boy in Monster World.

Este juego fue conocido en Japón como Wonder Boy V – Monster World III, respetando ambas numeraciones. Fue otro gran éxito, esta vez para la 16 bits de Sega, la Mega Drive. Tampoco le faltó su port gracias al apoyo de Hudson en la Pc Engine CD, tras un cambio de personaje protagonista y de nombre a The Dynastic Hero.

Westone volvió de nuevo a la carga con su última obra, Monster World IV. En este juego se decidió no usar el nombre Wonder Boy, ya que la protagonista al final fue una chica, aunque en sus comienzos el juego iba a tener 2 personajes seleccionables, un chico y una chica.

Desgraciadamente, durante muchos años este juego no salió de Japón. El acceso sólo fue disponible mediante el servicio online de la Wii, la Virtual Console y ,más adelante, también se distribuyó gracias a la Playstation Store de PS3, donde por fin el juego pudo ser disfrutado por un mayor público y se comprobó que la popularidad de esta saga nunca había muerto.

Los juegos de Wonder Boy no acaban aqui. Estos últimos años hemos tenido un resurgir de juegos gracias a remakes como el genial Wonder Boy: The Dragon’s Trap, completamente dibujado a mano por parte de Lizardcube; Wonder Boy Returns, y su revisión Returns Remix, hecho por CFK, cuya revisión se llevó a cabo bajo la supervisión personal del creador de la saga Ryuichi Nishizawa; o el simplemente maravilloso Monster Boy, un juego totalmente nuevo en la franquicia, también dibujado a mano y una auténtica carta de amor para todos los fans de la franquicia de principio a fin.

Próximamente disfrutaremos de otro remake, esta vez del Monster World IV, con un renovado aspecto 3D, cuyo nombre, crípticamente, vuelve a ser Wonder Boy: Asha in Monster World según Nishizawa por motivos de marketing.

Espero que hayáis disfrutado de esta lectura, y que haya aclarado, aunque sea ligeramente, este maravilloso batiburrillo que es la saga Wonder Boy.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba